En el mundo inmobiliario, los términos y procedimientos pueden resultar a veces un poco abrumadores. Uno de estos términos es la compra de un inmueble «como cuerpo cierto». En Comunidades del Sur, queremos desglosar este concepto para hacerlo más comprensible y ayudarte a tomar decisiones informadas al comprar tu próximo hogar.

¿Qué es Comprar un Inmueble como Cuerpo Cierto?

Comprar un inmueble «como cuerpo cierto» es un término legal que se refiere a la compra de una propiedad tal y como se ha visto y no en función de los metros cuadrados que indica la nota simple del Registro de la Propiedad o el Catastro. Esto significa que la transacción se basa en la descripción de la escritura pública de compraventa, independientemente de la superficie real del inmueble y sin que el precio se calcule por metro cuadrado.

Consecuencias de esta Modalidad de Compra

La principal consecuencia de comprar como cuerpo cierto es que, como comprador, renuncias a cualquier reclamación si la superficie real difiere de la registrada oficialmente. Todo ello según el artículo 1471 del Código Civil. De la misma manera, en caso de que la superficie real sea mayor que la registral o catastral, tampoco podrá el vendedor reclamar un mayor precio 

Un Error Común

Existe un malentendido común de que comprar un inmueble como cuerpo cierto implica aceptar el estado de conservación de la propiedad. Sin embargo, este término se refiere únicamente a la extensión o cabida de la propiedad. Es importante saber que, como comprador, aún tienes derecho a reclamar por vicios ocultos, es decir, problemas que no son aparentes a primera vista y que existían antes de la firma del contrato.

Reclamaciones por Vicios Ocultos

Si decides comprar como cuerpo cierto, tienes un plazo de 6 meses desde la entrega del inmueble para realizar reclamaciones por vicios ocultos. Estos deben ser problemas graves y no evidentes durante la inspección inicial que, de haberse conocido, hubieran afectado el valor de la propiedad.

¿Es Recomendable Comprar como Cuerpo Cierto?

En Comunidades del Sur, recomendamos considerar la compra como cuerpo cierto, especialmente porque es común que las medidas reales, catastrales y registrales no coincidan exactamente. Este enfoque puede ofrecer una mayor claridad y evitar futuras disputas sobre la extensión del inmueble.

Conclusión

Comprender términos como «cuerpo cierto» te ayuda facilitándote el conocimiento necesario para hacer inversiones inmobiliarias más seguras y confiables. En Comunidades del Sur, estamos comprometidos con brindarte toda la información y asistencia necesarias para que tu experiencia de compra sea lo más transparente y satisfactoria posible.